Inmaculada Martín y su conversión del gimnasio a la bicicleta

Esta líder andaluza era, como ella bien dice, adicta al gym, y de un día para otro pasó de sus clases de spinning, body-combat o zumba, a disfrutar de la bicicleta al aire libre con el proyecto Women In Bike.

Inmaculada-Martin-y-su-conversion-del-gimnasio-a-la-bicicleta-1wib

En primer lugar, aclarar que muchas veces usaré el plural en primera persona para contar parte de esta historia, porque ella no sería posible sin nombres como Vero, Anabel, Manuela, Chari, María…, que juntas la hemos forjado y la seguimos forjando.

Pues mi primer contacto con la bici lo recuerdo con mucho miedo, con esa bici en la que mi padre ya le quitó un ruedin y me sujetaba por detrás agarrado al portamaletas de hierro, y yo pensando: "como me vuelque hacia el lado que no tengo ruedin, ¡me caigo!".

De niña usaba la bici para desplazarme por la urbanización donde veraneaba y poco más, y ya de mayor, me compré mi primera bici del Carrefour, para salir en familia con mi marido y mis hijos en ¨El día de la bicicleta¨de mi pueblo. Y fue esta, precisamente, la bicicleta con la que me inicié pasado el verano de la pandemia como sustitutivo al gimnasio, el cuál permanecía aún cerrado y al que era adicta desde que finalicé mis estudios, allá por 1997. Tengo que decir que yo era carne de cañón de las clases colectivas del gym ( spinning, body-pum, body-combat, zumba, fit-walking…), hasta que un día caigo en la droga del ciclismo y voy sustituyendo horas de gym por horas de pedaleo al aire libre.

Recuerdo mi primera salida de ruta en bici: ¨Los toboganes y cárcel de mujeres¨. Mi primer paso por un ¨banco de arena¨, que a mi parecer, casi lindaba con el deporte de riesgo, jaja.., y la satisfacción de finalizarla. Mi amiga Ana, compañera del gimnasio y primera consultora para iniciarme en estas primeras salidas, me decía:¨tú estás más fuerte que las que salen…, claro que puedes…". Aquel día lo puse en duda…jeje, pero es cierto que experimenté unas sensaciones distintas a las que antes había tenido con los otros deportes: superar miedos, concentración, descubrimiento de caminos por los que nunca había pasado, libertad…

Y llegó el día de la compra de mi Berria ( y yo que ponía el grito en el cielo cuando mi cuñado se gastaba 2.000€ en una bici…). Empiezo animada por nuestra compi Vero a participar en algunas carreras, con la sorpresa de llegar a ganar algún que otro premio, y esto fue ya lo que me impulsa a querer superarme, a prepararme más en serio y a reglar mis salidas con ficha federativa. En medio de ello, recibimos un correo de la Federación invitándonos a formar parte del Proyecto Women in Bike y, sin pensarlo, hacemos el curso on line y comenzamos a crear quedadas. Aquello fue un antes y un después en la participación de mujeres nuevas y el regreso de otras que empezaron a dejar de salir por el miedo a no ¨seguir nuestro ritmo y no querer entorpecer nuestras salidas¨.

 Explicarles este sistema de quedadas en las que hay ritmos y cabidas para todas ha sido una grata satisfacción para ellas y para mí, sabiendo que se sienten apoyadas y que puedo transmitirles lo poquito que, ¨a porrazos", nosotras hemos aprendido en este tiempo. Tal ha sido nuestra implicación, que ahora acabamos de crear nuestro propio club: Club Deportivo Ladies in Bike¨, con un total de 50 socias y el agradecimiento a todas por apostar por mí como su presidenta. Y lo más gratificante es que cada vez son más las chicas y mujeres que nos contactan motivadas para iniciarse o entrenar en grupo con nosotras.

Y para finalizar, y como llamamiento a las mujeres que tienen ese miedo a montar en bici, decirles que no hay mejor modo de empezar que aprovechando lo que el proyecto Women in Bike les ofrece: mujeres comprometidas, con motivación y dando lo mejor de ellas para el disfrute en grupo de la bicicleta.

¡Ánimo a todas!

Inmaculada Martín Roldán  

 

Todos los contenidos publicados en YOSOYCICLISTA están sujetos a derechos de autor y propiedad intelectual, de los cuales la RFEC, o sus colaboradores son los titulares. Queda prohibida la transmisión, cesión alteración, explotación, reproducción, distribución o comunicación publica sobre dichos contenidos sin la previa autorización expresa de la RFEC o de los titulares correspondientes, con la salvedad de aquellas circunstancias que vengan determinadas por exigencias legales o contractuales.

 

FEDERACIÓN ARAGONESA DE CICLISMO

Avda. José Atarés, 101 - Semisótano - 50018 Zaragoza
Teléfono: 976730248
Email: info@aragonciclismo.com